RECETA COCINA Helado de Te Verde Matcha


"El té aviva nuestra imaginación. Reprime los vapores que invaden la cabeza y mantiene sereno el palacio del alma."

Edmund Waller

Estrenando mi heladera nueva del Lidl con un delicioso helado de te verde Matcha.

Ingredientes:

  • 500ml de leche entera
  • 400ml de nata para montar con un 30% m.g.
  • 170g de azúcar blanca
  • 6 cucharaditas tamaño café de te verde matcha
  • una pizca de sal


1  Ponemos en un cuenco la leche, la nata y el té mezclándolo todo muy bien.
2  Ponemos esta mezcla en un cazo a fuego lento, añadimos pizca de sal y el azúcar, calentamos, sin hervir, removiendo hasta que espese un poquito durante unos diez minutos.


3  Dejamos enfriar la mezcla y la ponemos en la nevera o frigorífico, al menos 24 horas.
4  Montamos la heladera, echamos la mezcla de té y programamos unos 25min (el tiempo dependerá del tipo de heladera que tengais, en la mía, el helado quedó estupendo con esos 25 min)
5 Con una espatula de goma para no rayar la superficie de la heladera, lo guardamos en un envase cerrado y lo ponemos en el congelador, al menos 3 o 4 horas antes de servir. También podéis tomarlo recien sacado de la heladera, pero no como helado, sino más bien como una mousse fría.


Quieres saber algo más...


El Matcha, es el té verde reducido a polvo que se utiliza durante la ceremonia del té en Japón. Su sabor es pronunciado y un poco amargo. Es también el más usado en la elaboración de platos, tanto dulces como salados.  Aquí en la columna de la izquierda, tenéis el enlace a un de mis blogs favoritos de recetas con té verde matcha: cocinaconteverde.blogspot.com  os lo recomiendo, ya veréis que recetas tan originales y deliciosas tiene  :)


"Toma un poco más de té,

dijo la Liebre de Marzo a Alicia con gran seriedad.
No he bebido todavía,
repuso Alicia con tono ofendido, 
por lo tanto no puedo tomar más." 
Lewis Carroll 

VIAJES Escapada a Lisboa. Hotel Fontana Park


Estoy de cambios...  espero que os guste :)



SABIAS PALABRAS Nelson Mandela y Marienne Williamson

Nelson Mandela, en su discurso como presidente electo de Sudáfrica en 1994, compartió con el mundo unas palabras de Marienne Williamson de su libro A Return to Love que decían más o menos esto:
Que nuestro temor más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro temor más profundo es que somos excesivamente poderosos. Y es nuestra luz, y no nuestra oscuridad, la que nos atemoriza. Nos preguntamos: ¿Quien soy yo para ser brillante, magnífico, talentoso y fabuloso? En realidad, ¿Quien eres para no serlo?. Infravalorandote no ayudas al mundo. No hay nada de instructivo en encogerse para que otras personas se sientan inseguras cerca de ti. Y esta grandeza de espíritu no se encuentra solo en unos pocos, está en todos nosotros. Y al permitir que brille nuestra propia luz, damos a los demás permiso para hacer lo mismo. Al liberarnos de nuestro propio miedo, automáticamente nuestra presencia libera a otros.


El texto original, en inglés...
"Our deepest fear is not that we are inadequate.
Our deepest fear is that we are powerful beyond measure.
It is our light, not our darkness that most frightens us.
We ask ourselves, Who am I to be brilliant, gorgeous, talented, fabulous? Actually, who are you not to be?
You are a child of God.
Your playing small does not serve the world.
There is nothing enlightened about shrinking so that other people won’t feel insecure around you.
We are all meant to shine, as children do.
We were born to make manifest the glory of God that is within us.
It’s not just in some of us; it’s in everyone.
And as we let our own light shine, we unconsciously give other people permission to do the same.
As we are liberated from our own fear, our presence automatically liberates others."

Vamos a dejar que brille nuestra propia luz y vamos a mandar nuestros miedos lejos, muy lejos... 
FELIZ COMIENZO DE SEMANA :)


DE CINE Arsénico por compasión (Arsenic and old lace)

En esta sección De cine cabe un poco de todo, lo mismo cuelgo una peli estrenada hace dos días que una de hace 40 años, lo mismo una de ciencia ficción, que de llorar a moco tendido... 

Hoy me decanto por una comedia dirigida por Frank Capra en el año 1944 y protagonizada por uno de mis actores favoritos dentro del cine clásico, Cary Grant. Le acompañan la actriz Priscilla Lane en el papel de su paciente novia, Josephine Hull y Jean Adair como sus ancianas tías, y Peter Lorre, Raymond Massey, John Alexander y Jack Carson.
Related Posts Plugin for 

WordPress, Blogger...